cannabis

 

 

Dos canadienses fueron arrestados  en Manitoba, Canadá luego de  repartir caramelos con cannabis en Halloween.

Los dos adultos, un hombre de 63 años y una mujer de 53, presuntamente entregaron caramelos de goma mezclados con THC, el compuesto psicoactivo del cannabis, a más de una docena de niños y jóvenes que pedían dulces con edades comprendidas entre los 6 y los 16 años, informó la policía de la ciudad de Winnipeg, en Manitoba.

 

Los productos comestibles de cannabis (y la marihuana) se pueden comprar legalmente a distribuidores autorizados en Canadá para uso recreativo, pero solo para adultos.

«Estoy molesto por lo que sucedió, como padre. Además, como oficial de policía, desafortunadamente, no estoy sorprendido e instó a los padres a revisar las bolsas de dulces que recibieron sus hijos»,  subrayóo el agente de policía de Winnipeg, Dani McKinnon.

La pareja de Winnipeg enfrenta 13 cargos cada uno de distribución de cannabis a menores, distribución ilegal de cannabis, daño corporal y administración de una sustancia nociva con la intención de poner en peligro una vida.

 

Mientras tanto, en un suburbio de Vancouver, un niño de 11 años fue llevado al hospital el lunes después de haber comido golosinas de Halloween que contenían THC sin saberlo. En ese caso, la policía no pudo identificar quién le había dado los dulces al menor.